In The Depth Of Space 2050

Deeper

2020-2021

Fotografía y vídeo.


Cuando a la mayoría de las personas se les dice que piensen en el mar, muchas visualizarán una imagen bucólica y romántica: un atardecer o amanecer tomando el sol en una toalla o tumbona, el chiringuito con una bebida en la mano o imágenes de playas paradisíacas con un inmenso mar. Esa imaginería, que hemos ido construyendo a lo largo de los tiempos, es una construcción ficticia que nos anestesia ante la realidad de las profundidades de los mares. Pero no todo es así. Unas pocas personas imaginan grandes tormentas, titánicas olas rompiendo contra rocas o faros y, si son aventureras, les vendrá alguna imagen de mares congelados cubiertos de glaciares y animales lanzándose al agua.


¿Cuántas personas se imaginan el mar como un auténtico campo de batalla donde se producen genocidios constantes desde que el hombre es hombre? ¿Cuántas personas visualizan lo que sufren sus habitantes? ¿Cuántas de nosotras pensamos

en el paisaje que no se ve, en el mundo bajo la superficie? ¿Cuánto podemos sanar un espacio invadido y destruido?


El número de peces que los humanos matamos cada año oscila entre el billón y los 2,7 billones*. Para poder comprenderlo mejor, si los alineamos en fila ( la media de la longitud de un pez es de 15 centímetros), formarían una línea de la Tierra al Sol y viceversa de unos trescientos millones de kilómetros.


Este es el punto de partida de “In The Depth Of Space 2050“, un proyecto que habla de la explotación y violencia sistemática que se esconde en la profundidad de los mares y que aniquila billones de vidas animales a través de la pesca.


*Cálculos de la investigadora Alison Mood obtenidos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) entre 1999 y 2007. Del libro El ingenio de los peces de Jonathan Balcombe.